A cuatro días del “default”, no hay solución a la vista

Republicanos aplazaron discusión de plan para reducción del déficit
A cuatro días del “default”, no hay solución a la vista
Texto: Juan Pablo Crespo

La falta de acuerdo podría terminar en una incapacidad de pago para la mayor economía del mundo.

El presidente republicano de la Cámara Baja, John Boehner, no pudo convencer a los legisladores de su partido para votar, en la tarde de ayer, un plan modificado para la reducción del déficit fiscal y un aumento del techo de la deuda.

A sólo cuatro días del plazo límite para un eventual “default” (incapacidad de pago) el humo blanco sigue sin aparecer. La mayoría demócrata ya había advertido, el pasado miércoles, que rechazaría el proyecto de su contraparte política. La Casa Blanca, por su parte, había adelantado que lo vetaría.

Boehner no pudo persuadir, en un primer intento, al sector más duro de su partido, según reseñó AFP. Y es que el ala republicana más a la derecha, como el “Tea Party”, viene expresando su desacuerdo con lo planteado por Boehner.

En la Cámara Baja se necesitan 216 votos para aprobar el proyecto. Aquí, los republicanos tienen 240 representantes.

Se esperaba que anoche los legisladores de la Cámara de Representantes retomaran el tema para la votación.

La nueva propuesta contempla una reducción del déficit por 900 mil millones de dólares. El proyecto de ley en estudio, sin embargo, parece estar condenado a morir otra vez en el Senado o en el escritorio del presidente Barack Obama.

“Los republicanos son vistos cada vez más como extremistas, incluso fundamentalistas. Se arriesgan a perder credibilidad y apoyo público entre los independientes”, dijo a PANORAMA Jennifer Holmes, jefe del programa asociado, economía política internacional de la Universidad de Texas en Dallas.

La mayoría demócrata en el Senado maneja, en contraposición, un proyecto de ley que busca ahorrar 2,2 millones de dólares en 10 años y un aumento del techo de la deuda que se extendería hasta 2013. El incremento del tope de deuda propuesto por los republicanos vencería este mismo año y dejaría la ventana abierta para otro a principios del año próximo.

El Senado y Obama ya habían rechazado otros proyectos presentados por los republicanos.

“Se está estirando demasiado la liga. Ambos partidos están buscando que el otro asuma los costos políticos. El debate entra en quién pagará con votos de cara a las elecciones de 2012”, manifestó el profesor de la Universidad Iberoamericana (México), Javier Urbano.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, calificó como “acto político” el plan republicano para recortar el déficit y aumentar el techo del endeudamiento.

El límite de la deuda norteamericana llegó a su máximo en mayo pasado. De no elevarse, el Gobierno no contará con recursos para poder cumplir con sus obligaciones crediticias. A lo interno, estará obligado a un fuerte plan de recortes presupuestarios que afectará programas clave como el Medicare.

Obama ha dicho que Estados Unidos gasta mucho más de lo que le ingresa al país. Actualmente, el déficit está ubicado en 1,5 millones de dólares, el más alto del mundo. Las operaciones militares en Irak, Afganistán y ahora en Libia le inyectan presión al presupuesto.

Un “default” probablemente bajaría la calificación de riesgo de Estados Unidos, desde AAA hasta AA. Las consecuencias para el sistema financiero mundial podrían ser gravísimas, como lo describió el Fondo Monetario Internacional el pasado lunes.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s